domingo, 8 de julio de 2018

Dudák Premium Světlý Ležák y Klostermann Polotmavý Ležák, dos Lagers checas emparentadas pero muy diferentes


Hoy os presentamos dos cervezas checas que hasta hace poco era muy complicado conseguir en España. Por suerte, nosotros las hemos conseguido gracias a Birrabox, y vosotr@s también podéis conseguirlas ahí (además, os recordamos que en nuestra página de Promociones podéis encontrar un descuento para vuestra primera caja si os suscribís a Birrabox). Las cervezas de las que hablamos son Dudák Premium Světlý Ležák (que significa "Lager suave" en checo) y Klostermann Polotmavý Ležák (que significa "Lager semi-oscura"). Ambas son producidas por Měšťanský pivovar Strakonice, una cervecera ubicada en la localidad de Strakonice, en la región checa de Bohemia Meridional. En Strakonice, la tradición cervecera se remonta, como mínimo, a principios del siglo XIV, mientras que la actividad de esta cervecera, por su parte, se inició en 1649. Dudák, que significa "gaita" en checo, es su marca principal e incluye varias referencias, todas ellas Lagers suaves y de color claro. Por otra parte, sólo la Polotmavý Ležák lleva la marca Klostermann, dedicada a Karel Klostermann, escritor checo de finales del siglo XIX y principios del XX que publicó sus obras bajo el seudónimo Faustin. Veamos qué sensaciones nos dejan estas dos Lagers procedentes de uno de los países más cerveceros del mundo.

Dudák Premium Světlý Ležák


Esta Pilsener presenta un precioso color oro viejo, y a contraluz resulta brillante y perfectamente transparente. Al servirla forma una cantidad moderada de espuma de color blanco hueso que resulta ser bastante persistente. Su aroma es suave, caracterizado por sutiles notas de hierba y pan, acompañadas de un suave toque de miel. En boca muestra un cuerpo ligero y un carácter bastante carbónico. De entrada su sabor se caracteriza por un dulzor suave, pero a lo largo del trago éste va cediendo protagonismo a un amargor suave pero bien marcado. Predominan las notas de cereales, complementadas con toques de hierba y especias. Si dejamos que gane un poco de temperatura, se acentúa el dulzor y se aprecian notas de miel y polen.

En resumen, una Bohemian Pilsener muy correcta, y por tanto una buena cerveza de sesión. Para hacerle compañía, unas buenas salchichas asadas o a la parrilla serán una de vuestras mejores opciones.

Estilo: Bohemian Pilsener
ABV: 5,0 %
Lúpulos: Saaz
Cereales: Malta de cebada

Klostermann Polotmavý Ležák


Pasamos ahora a una cerveza de un color castaño claro que recuerda al de una miel suave, transparente y con reflejos de color ámbar si la miramos a contraluz. Su espuma, de color beige claro, es cremosa pero más bien escasa y poco persistente. En nariz presenta un aroma suave en el que se pueden distinguir notas de caramelo, azúcar moreno, corteza de pan, malta tostada e incluso un toque de miel. Al probarla encontramos que tiene un cuerpo ligero y un sabor suave, predominantemente dulce, sólo matizado por un leve amargor. Se perciben notas de caramelo y miel, acompañadas de toques de bizcocho y azúcar moreno.

De nuevo una Lager suave, una cerveza de sesión que en este caso es predominantemente maltosa y está claramente influenciada por el caramelo incluido en su receta. Para acompañarla os sugerimos la carne de cerdo, ya sea guisada o a la  brasa.

Estilo: Czech Amber Lager
ABV: 5,1 %
Lúpulos: Saaz
Cereales: Malta de cebada
Ingredientes adicionales: Caramelo