martes, 12 de mayo de 2020

Malta, lúpulo... y rock and roll! Enter Night Pilsner, una colaboración entre Stone y Metallica




Seguro que más de una vez habréis visto cervezas dedicadas a bandas musicales, sobre todo si además de la cerveza os gusta el rock, probablemente el estilo de música que (con sus múltiples variedades) mejor marida con nuestra bebida favorita. Pues bien, la cerveza de la que vamos a hablar en esta ocasión es uno de esos ejemplos de unión comercial entre una banda de rock y una cervecera, y ninguna de las dos es cualquier cosa. La banda es Metallica, referente indiscutible del trash metal a nivel internacional, y la cervecera es nada menos que Stone Brewing, más concretamente a través de su línea Arrogant Consortia. Si bien tanto Metallica como Stone son originarias de California, la cerveza que nos ocupa ha sido elaborada en las instalaciones de Stone en Berlín, que actualmente son propiedad de BrewDog. Se trata de Enter Night Pilsner, una cerveza suave inspirada en sonidos muy duros.

Enter Night es una cerveza ligeramente turbia, de color dorado, coronada por una capa relativamente gruesa de espuma blanca, de la cual una fina capa resulta bastante persistente. Su aroma es sólo moderadamente intenso, pero marcadamente lupulado, dominado al principio por notas resinosas y herbáceas, que en poco tiempo dejan paso a notas florales y más tarde a suaves notas de fruta tropical. En boca se caracteriza por un cuerpo entre ligero y medio, y por un sabor en el que predomina un amargor suave, contrarrestado con un ligero punto de dulzor. Se distinguen en el paladar notas herbáceas con matices de fruta tropical y suaves toques de cereal.

Podemos decir que se trata de una cerveza bastante buena, ligera y bien lupulada, ideal para disfrutar durante un concierto, si bien su 5,7 % ABV la aleja un poco de ser una cerveza de sesión al uso. Lo suyo será acompañarla de buena música y mejores amigos, pero si además queréis comer algo, esta cerveza roquera os irá de maravilla con una buena barbacoa.

Estilo: Pilsner
ABV: 5,7 %
Amargor: 45 IBU
Cereales: Malta de cebada

sábado, 25 de abril de 2020

Sierra Nevada Torpedo Extra IPA y Tropical Torpedo, dos auténticas West Coast IPAs


Hace un tiempo presentábamos en Cervecívoros la Sierra Nevada Pale Ale, haciendo hincapié en el papel protagonista que tanto Sierra Nevada Brewing Co. en general como dicha cerveza en particular tuvieron en la historia del movimiento craft beer. Pero aunque la Pale Ale fue la primera cerveza de Sierra Nevada y sigue siendo su referencia más icónica, tampoco podemos olvidarnos del resto de su catálogo, que incluye un buen número de grandes cervezas. Tal es el caso de las dos American IPAs de las que vamos a hablar en esta ocasión: Torpedo Extra IPA y Tropical Torpedo. La primera de ellas, a la que podríamos llamar "la Torpedo original", es la segunda cerveza más popular de Sierra Nevada, sólo superada por la Pale Ale. Esta poderosa American IPA nació en 2009, a raíz de la invención por parte de Sierra Nevada del Hop Torpedo, un dispositivo que permite un mayor control del proceso de dry-hopping. El Hop Torpedo es un recipiente sellado de acero inoxidable que se llena de conos de lúpulo y a través del cual se hace circular la cerveza en fermentación. Al poder manipular la temperatura, la velocidad y el tiempo que la cerveza pasa en el Hop Torpedo, el maestro cervecero logra un gran control sobre la extracción de aromas que tiene lugar durante este proceso. Tan contentos estuvieron en Sierra Nevada con el funcionamiento de este invento, que bautizaron en su honor la primera cerveza en la que lo emplearon, la Torpedo Extra IPA, que con los años se ha convertido en un clásico de la casa. Por supuesto, con el paso del tiempo, este dispositivo ha sido utilizado en otras recetas, como es el caso de la Tropical Torpedo. Esta cerveza, también de estilo American IPA, llegó al mercado en 2016 como una alternativa algo más suave a su hermana mayor. Con una graduación alcohólica y un amargor ligeramente menores que los de la Torpedo Extra IPA, en la Tropical Torpedo las notas cítricas y resinosas pierden protagonismo en favor de las frutas tropicales, tal como su nombre anticipa.

Torpedo Extra IPA


Atractiva IPA de intenso color ámbar, bastante turbia y coronada por una abundante capa de espuma de color beige claro, cremosa pero no demasiado persistente. Destaca su penetrante aroma, dominado por notas de pomelo y resina, aunque la malta también tiene cierta presencia en forma de toques de caramelo, galleta e incluso cierto recuerdo a licor. En boca encontramos un cuerpo entre ligero y medio, envuelto en un sabor marcadamente amargo, aunque sin ser excesivo, y con un contrapunto dulce que no llega a equilibrarse con el amargor pero sí está muy presente al principio del trago. Destacan de nuevo las notas de pomelo y resina, acompañadas de un toque de frutas tropicales, y también de punto maltoso que recuerda a miel, galleta y licor.

Gran cerveza que sin duda cumple con las expectativas que despierta el nombre Sierra Nevada, una IPA intensa y sabrosa en la que el final de cada trago nos hace desear el siguiente. Se podría decir que se trata de una "IPA fuerte", pues no llega a ser una Imperial IPA pero se queda justo a las puertas. Para acompañarla, recomendamos carnes más bien grasas, preferiblemente bien especiadas o con un toque picante.

Estilo: American IPA
ABV: 7,2 %
Amargor: 65 IBU
Lúpulos: Magnum, Crystal y Citra
Maltas: Two-row Pale y Caramel

Tropical Torpedo


La hermana pequeña de las Torpedo también es de color ámbar y particularmente turbia. Su espuma, de color blanco hueso, es más bien escasa y poco persistente. En nariz presenta un aroma bastante potente, dominado por notas de fruta tropical, principalmente mango, complementadas con toques de hierba y pomelo. La sensación en boca se caracteriza por un cuerpo entre ligero y medio, con cierta astringencia herbácea. Su sabor se caracteriza por un amargor relativamente suave pero bien marcado, con un toque de dulzor frutal. En el paladar predominan de nuevo las frutas tropicales como mango y maracuyá.

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, y resulta que en este caso la segunda parte no es mala en absoluto, aunque tampoco tiene el nivel de la primera. La Tropical Torpedo es una buena IPA, con carácter, pero es algo más suave que la Torpedo Extra IPA y se podría decir que está al menos un escalón por debajo de esta. Para acompañarla, lo mejor serán platos especiados a base de verduras o carne blanca.

Estilo: American IPA
ABV: 6,7 %
Amargor: 55 IBU
Lúpulos: Amarillo, Citra, Comet, El Dorado y Mosaic
Maltas: Two-row Pale, Munich y Honey

domingo, 12 de abril de 2020

Passionfeber IPA, Mango Hallonffeber y Pango IPA, tres bombas de lúpulo y fruta con el sello de Brewski


En más de una ocasión os hemos presentado cervezas escandinavas, haciendo mención a la importancia de la cerveza artesana que se produce en estas tierras nórdicas, y sin embargo nunca hemos hablado de cervezas suecas. Eso se acaba hoy, pues os traemos tres referencias de Brewski, una de las cerveceras más relevantes y populares de Suecia. Brewski tiene su cuartel general en Helsingborg (una pequeña ciudad situada en la costa sudoccidental del país, a pocas millas de la isla danesa de Sjælland) y es conocida principalmente por Mangofeber DIPA, una Imperial IPA cargada de mango que se ha convertido en el indiscutible buque insignia de la marca. Tanto es así que muchas otras referencias de Brewski son variantes de la Mangofeber o están inspiradas en ella. Tal es el caso de las tres cervezas que vamos a tratar: Passionfeber IPA, Mango Hallonffeber y Pango IPA. Todas ellas tienen una buena dosis de lúpulo, pero también avena y fruta, con lo que se trata de cervezas turbias, de aroma indudablemente afrutado, tacto suave y amargor moderado.

Passionfeber IPA


Esta cerveza sin gluten resulta ser muy turbia, casi totalmente opaca, y de color ocre. Al servirla forma una cantidad moderada de espuma de color beige muy claro, la cual desaparece en poco tiempo. En nariz nos brinda un potente aroma a fruta tropical, cargado de notas de maracuyá y con un toque avainillado. Al probarla nos encontramos con un cuerpo de medio a denso, un tacto cremoso y un sabor dominado por el amargor, que a pesar de estar muy presente es relativamente suave, matizado por un contrapunto dulce bien marcado. En el paladar dominan las notas frutales, junto con un toque de crema, de modo que el conjunto recuerda ligeramente a un batido tropical.

En resumen, una IPA sabrosa y contundente, que además resulta refrescante y entra de maravilla porque su 6,5 % ABV está perfectamente integrado. Todo ello la convierte en una cerveza muy agradable tanto en nariz como en boca, con su poderosa carga de notas frutales, que será un balsámico y delicioso acompañamiento para platos picantes.

Estilo: American IPA - Alternative Grain Beer - Fruit Beer
ABV: 6,5 %
Cereales: Cebada, avena y centeno
Ingredientes adicionales: Maracuyá

Mango Hallonffeber


De nuevo tenemos una cerveza muy turbia, de color melocotón, coronada por una fina capa de espuma de color blanco hueso que desaparece casi por completo en poco tiempo. Su aroma resulta bastante intenso y está dominado por notas de fruta tropical, aunque también están muy presentes los frutos rojos y las drupáceas. En boca encontramos un cuerpo medio y un tacto sedoso, todo ello envuelto en un sabor caracterizado por un amargor moderado que se complementa con un claro toque ácido y un matiz dulce de fondo. En su paso por el paladar se nota la presencia del mango, aunque bastante enmascarada por las notas de frutos rojos, que curiosamente recuerdan más a arándano que a frambuesa.

Lo que tenemos aquí es una APA interesante, bastante diferente de los ejemplos más clásicos de este estilo y muy en la línea frutal de otras referencias de Brewski. La influencia de las frambuesas no tiene mucha relevancia en nariz, pero sí en boca, donde aporta cierta acidez y notas características de frutos rojos. Este componente es el rasgo más diferenciador de la Mango Hallonffeber, y desde luego no le encantará a todo el mundo. Para acompañarla os recomendamos carnes blancas a la plancha o platos moderadamente especiados.

Estilo: American Pale Ale - Alternative Grain Beer - Fruit Beer
ABV: 5,5 %
Cereales: Cebada, trigo, avena y centeno.
Ingredientes adicionales: Mango y frambuesa

Pango IPA


Siguiendo en la línea de las dos referencias anteriores, he aquí una cerveza casi totalmente opaca, de color entre ocre y ámbar claro. Se parecería a un zumo de melocotón si no fuese por su espuma jabonosa de color blanco hueso, que en cualquier caso es más bien escasa y efímera. Presenta un aroma bastante intenso, dominado por recuerdos a frutas tropicales, entre las que destaca el mango. Al dar un trago percibimos un cuerpo de densidad media y vemos que su sabor se caracteriza por un amargor moderado con un buen contrapunto dulce y un ligero toque ácido. La sensación en el paladar es decididamente afrutada, notándose sobre todo la presencia de mango y piña.

Podemos decir que se trata de una American IPA correcta, sin más. Siendo bastante similares, nos inclinamos más por la Passionfeber IPA, cuya sensación en boca es mucho mejor. Además, la Pango IPA se ve perjudicada por una exceisva cantidad de sedimento, que aparece por sorpresa a causa de la opacidad de la lata (no todo iban a ser ventajas), con lo que resulta muy difícil evitar verterlo. Para su acompañamiento os recomendamos platos bien especiados o un poco picantes.

Estilo: American IPA - Alternative Grain Beer - Fruit Beer
ABV: 5,9 %
Cereales: Cebada, trigo, avena y centeno
Ingredientes adicionales: Maracuyá, piña y mango

lunes, 30 de marzo de 2020

Ordio Matadragón, una Barleywine con sello aragonés


Hace ya unos años os presentamos por aquí dos referencias de la cervecera aragonesa Ordio Minero: la Irish Red Ale Royale y la Belgian Dark Strong Ale Black Card Blesa. Por aquella época tenían su sede en la localidad turolense de Blesa, pero desde entonces ha habido algún que otro cambio. Ahora descubrimos que han pasado a denominarse Ordio Craft Beer y se han mudado a La Puebla de Alfindén, provincia de Zaragoza. Además, han renovado casi totalmente su catálogo y tienen una nueva imagen, más sencilla y directa. Hoy os traemos una cerveza que crearon en un punto intermedio de esta transición, allá por el 2017, la English Barleywine Matadragón.

Esta asesina de bestias es de color castaño, entre cobrizo y caramelo, y resulta bastante turbia. Al servirla, apenas forma unas pocas burbujas jabonosas que no podemos llamar espuma. Su aroma es penetrante y dulzón, con notas de humo bien marcadas, toques de madera y afrutados, y también ligeros recuerdos a chocolate con leche y pasas. Con el tiempo gana complejidad y aparecen notas de chicle que van ganando fuerza. En boca es densa y untuosa, con una buena dosis de calidez alcohólica y un sabor decididamente dulce. Predominan las notas de chicle, junto a toques de miel, tofe y frutos rojos.

En general estamos ante una buena cerveza, salvo porque resulta demasiado dulzona, casi sin rastro del contrapunto amargo que define a una Barleywine y la diferencia de otros estilos maltosos y alcohólicos. También es posible que le viniese bien un poco de añejado, pues la cerveza que probamos es del propio año. Os recomendamos un buen queso cheddar para acompañarla.

Estilo: English Barleywine
ABV: 14,0 %
Amargor: 18 IBU
Cereales: Malta de cebada

sábado, 14 de marzo de 2020

Indie y Dead Pony Club, dos cervezas de sesión bien lupuladas de los escoceses BrewDog


A estas alturas no hace falta presentación para BrewDog, una de las cerveceras artesanas más prolíficas y conocidas del mundo, a la cual hemos dedicado entradas probando cervezas como This Is Lager, las bien lupuladas Elvis Juice y Jack Hammer e incluso su club de suscripción Fanzine. Esta vez os traemos dos referencias pertenecientes a la serie "Headliners", que reúne a las cervezas más populares de la marca escocesa. Se trata de recetas consolidadas pertenecientes a estilos con buena aceptación entre el gran público, producidas de forma permanente y con una graduación baja o moderada. Tal es el caso de Indie y Dead Pony Club, dos interesantes opciones de cerveza bien lupulada y con poco alcohol para disfrutar en el día a día. Dead Pony Club es una American IPA de sesión al estilo Costa Oeste que, tras unos cuantos años en el catálogo de BrewDog, se ha convertido en una de las cervezas más icónicas de la marca. Por su parte, Indie es una especie de versión libre de las tradicionales Pale Ales británicas, un miembro bastante más joven de la familia BrewDog.

Indie


Esta Pale Ale es de color ámbar intenso, casi transparente y con brillantes reflejos de tonalidad oro viejo. No forma mucha espuma al servirla, y la fina capa que se genera, de un discreto color blanco hueso, resulta poco duradera. En nariz encontramos un aroma lupulado moderadamente intenso, en el cual se distinguen notas herbáceas, florales y de pino, envueltas en suaves toques cítricos y de frutas blancas. En boca presenta un cuerpo ligero y un sabor suave, dominado por un amargor duradero y ligeramente áspero. Aparecen notas herbáceas y un toque de frutas blancas acompañado de un sutil recuerdo a albaricoque, pero también matices florales y especiados que recuerdan ligeramente a una Pale Ale tradicional.

Desde luego no es lo mejor que ha hecho BrewDog, pero aun así es una cerveza bastante interesante. Por momentos recuerda a una clásica Pale Ale, con notas que nos trasladan a un auténtico pub británico, pero esta sensación se pierde entre su frescor, la escasez de notas maltosas y la clara presencia de lúpulos americanos, que indudablemente la distinguen de las real ales en las que está inspirada. Sin duda está concebida principalmente como cerveza de sesión, una función que cumple a la perfección, mientras que en la mesa puede funcionar bien como acompañamiento para pizzas o carnes blancas a la brasa, y quizá también con escabeches.

Estilo: Pale Ale
ABV: 4,2 %
Amargor: 30 IBU
Lúpulos: Cascade, Mosaic y Simcoe
Cereales: Malta de trigo y maltas de cebada Caramalt, Munich y Pale Ale

Dead Pony Club


Con un color ámbar similar al de la Indie, Dead Pony Club presenta reflejos ámbar claro y una ligera turbidez. Su espuma, de color beige claro, es más bien escasa y se desvanece casi por completo en poco tiempo. Su aroma es intenso y marcadamente lupulado, dominado por notas herbáceas que se complementan con resina y pino al principio, si bien con el tiempo van ganando fuerza notas afrutadas que recuerdan a cítricos y frutas tropicales. Presenta un cuerpo muy ligero, tanto que la sensación en boca se podría definir como un poco aguada. Su sabor, sin embargo, resulta muy agradable, caracterizado por un amargor no demasiado intenso, pero sí muy bien marcado, cuya presencia domina durante todo el trago, sólo con un sutil contrapunto dulce. De nuevo encontramos suaves notas herbáceas, envueltas en naranja amarga y fruta tropical.

Mucho lúpulo y poco alcohol, como corresponde a una buena Session IPA. Esta cerveza nos ofrece un aroma y un sabor cargados de carácter, con sólo un 3,8 % ABV. Sería una cerveza de sesión perfecta para los amantes del lúpulo si no fuese por la falta de cuerpo, que hace que la sensación en boca sea muy mejorable. Aparte de eso, una rica cerveza que puede ser una excelente compañera para largas noches de cerveceo, o encajar a la perfección en una cena de pizza o comida oriental mientras vemos la tele con amigos.

Estilo: (Session) American IPA
ABV: 3,8 %
Amargor: 35 IBU
Lúpulos: Mosaic y Simcoe
Cereales: Maltas de cebada Crystal, Extra Pale y Caramalt

domingo, 1 de marzo de 2020

East Coast Crush y Hazy Jane, pareja de NEIPA's de BrewDog


Si bien por aquí no hablamos mucho de él, seguro que a casi nadie se le escapa que el estilo New England IPA, más conocido como NEIPA, es uno de los que más fuerte han pegado en los últimos años en el panorama cervecero internacional, por no decir el que más. Estas American IPA's al gusto de la costa este, turbias y aromáticas, más frutales y menos amargas que sus primas de la costa oeste, han conquistado paladares cervecívoros por todo el mundo a pesar de un notable inconveniente: su corta "vida útil". Y es que en este estilo la frescura es fundamental, pues su característico aroma pierde propiedades con bastante rapidez. En esta entrada vamos a probar dos NEIPA's de unos viejos conocidos, los escoceses BrewDog. Dentro de los límites del estilo, East Coast Crush y Hazy Jane son dos cervezas bastante diferentes. La primera, una referencia de edición limitada, es menos alcohólica y más aromática, mientras que la segunda, que ya es un clásico de la marca y pertenece a su serie "Amplified", resulta más intensa en boca.

East Coast Crush


Como corresponde en una NEIPA, se trata de una cerveza muy turbia, y presenta un color entre pajizo y ocre. Forma más bien poca espuma, de color blanco hueso y poco duradera. Su aroma es intenso y muy agradable, cargado de notas de fruta tropical. Al principio se percibe sobre todo mango, pero con el tiempo las notas de piña se vuelven dominantes. Además, se distinguen toques cítricos y resinosos. En boca es una cerveza de cuerpo medio con un sabor en el que dulzor y amargor están bastante equilibrados. Si bien el amargor manda durante el trago, lo que queda después de éste es un suave retrogusto de dulzor frutal. De nuevo dominan las notas de fruta tropical, principalmente la piña.

Buena cerveza, sobre todo por su penetrante y adictivo aroma. Lo mejor para acompañarla será una carne blanca a la plancha con verduras salteadas.

Estilo: American (New England) IPA
ABV: 4,8 %
Amargor: 25 IBU
Lúpulos: Chinook, Citra, Mandarina Bavaria, Mosaic y Simcoe
Cereales: Trigo, copos de avena y malta de cebada Pale

Hazy Jane


De nuevo encontramos una cerveza muy turbia, en este caso con un color a medio camino entre oro viejo y ocre. Su espuma, de color blanco hueso, resulta más bien escasa y desde luego muy efímera. En nariz resulta bastante intensa, aunque menos que la East Coast Crush, con un aroma dominado por notas de fruta tropical en el que también encontraremos toques de pomelo y drupáceas. Al probarla percibimos un cuerpo de densidad media y un sabor en el que destaca un amargor bastante marcado, matizado con un ligero toque dulce. Cabe señalar también que su 7,2 % ABV está muy bien integrado y pasa prácticamente desapercibido. De nuevo el panorama está dominado por la fruta tropical, con un suave toque de drupáceas.

Hazy Jane también resulta ser una buena cerveza, con un sabor más intenso que el de la East Coast Crush, aunque si hay que elegir nos quedamos con esta última debido a su superioridad en lo que al aroma se refiere. Para acompañar esta Hazy Jane os sugerimos probar con un ceviche.

Estilo: American (New England) IPA
ABV: 7,2 %
Amargor: 50 IBU
Lúpulos: Amarillo, Hallertauer Blanc, Magnum y Mandarina Bavaria
Cereales: Avena, trigo, malta de centeno y maltas de cebada Carafa, Crystal y Pale

domingo, 16 de febrero de 2020

Lost Lager y Clockwork Tangerine, dos "headliners" suaves de BrewDog


Con toda una legión de seguidores y también un buen número de detractores que la consideran demasiado alejada ya de sus inicios puramente craft, nadie puede negar que la cervecera escocesa BrewDog es una de las protagonistas en el escenario mundial de la cerveza. De su amplio catálogo, hoy vamos a probar dos de sus referencias permanentes, que de hecho forman parte de su serie de cabecera, las "Headliners". Se trata de dos cervezas suaves y ligeras, una Pilsner y una Session IPA. La primera de ellas, Lost Lager, pretende ser un regreso a las Lager de calidad en contraposición a las Lager comerciales de hoy día. Su envase, con un unicornio plateado de fondo, se diferencia ligeramente de la estética que viste la mayoría de las referencias de BrewDog. El motivo es que Lost Lager fue creada para celebrar el éxito del Unicorn Fund, la fundación de responsabilidad social de BrewDog que debe su nombre al animal nacional de Escocia. Por otro lado tenemos Clockwork Tangerine, "la mandarina mecánica", una IPA con poco alcohol pero mucho aroma y sabor. 

Lost Lager


Aquí tenemos una cerveza de color amarillo pajizo, brillante y casi transparente. Cuando la vertemos forma una cantidad moderada de espuma de color blanco hueso, cremosa y relativamente duradera. Su aroma resulta suave, con notas de bizcocho y flores, acompañadas de toques herbáceos y un suave recuerdo a limón. En boca percibimos un cuerpo ligero y un sabor suave y bastante equilibrado. En el paladar se entremezclan sutiles notas cítricas, principalmente de limón, y suaves matices maltosos.

Sencillamente una buena cerveza de sesión, suave y correcta, sin adornos ni características muy destacables. La verdad es que ganaría bastantes puntos con un poco más de amargor. Su función más adecuada será la de cerveza de sesión, aunque también puede acompañar aperitivos, barbacoas o pescados blancos a la plancha.

Estilo: Pilsner
ABV: 4,7 %
Amargor: 30 IBU
Lúpulos: Magnum, Saphir y Spalter
Cereales: Malta de cebada Pilsner

Clockwork Tangerine


Esta Session IPA presenta un atractivo color ámbar, resulta casi transparente y al servirla apenas forma una fina capa de espuma de color blanco hueso. Su aroma es intenso y directo, marcadamente cítrico y con un toque dulce, lo que hace que recuerde a una gominola de mandarina. Al cabo de un tiempo, aparecen también suaves toques resinosos que completan el aroma. En boca presenta un cuerpo ligero y un sabor decididamente dominado por un amargor suave. De nuevo mandan las notas cítricas, acompañadas de un toque de bizcocho.

Podemos decir que se trata de una Session IPA bastante interesante, suave y ligera, y ante todo muy cítrica. La verdad es que en cierto modo recuerda a otra referencia de BrewDog, la American IPA Elvis Juice. Eso sí, paradójicamente, esta "Elvis Juice de sesión" tiene más notas maltosas que su hermana mayor. Para acompañarla os recomendamos aperitivos muy especiados, como por ejemplo unas sabrosas gyozas.

Estilo: (Session) American IPA
ABV: 4,5 %
Amargor: 35 IBU
Lúpulos: Ahtanum, Cascade, Chinook, Columbus, Mosaic y Simcoe
Cereales: Maltas de cebada Crystal, Pale y Caramalt
Ingredientes adicionales: Mandarina