sábado, 27 de febrero de 2016

Pride of Nekron, diabólicamente buena


La cerveza que probamos hoy pertenece al estilo rey de las cervezas negras: Russian Imperial Stout. Llamado así por ser muy apreciado en la corte de los zares rusos, es sinónimo de cervezas de alta graduación, con mucho cuerpo y tan negras como el carbón, auténticas bombas de malta dignas de un emperador. Pride of Nekron es un gran ejemplo de este estilo, elaborada por la marca danesa Bryggeriet Djævlebryg (algo así como "Cervecera del Diablo"), una pequeña cervecera que sacó sus primeros productos al mercado en 2006, aunque sus creadores llevaban ya varios años elaborando cerveza de forma casera. Su eslogan es "Satans gode øl" ("Cervezas diabólicamente buenas"), y de Pride of Nekron dicen que es "Digna del Señor Oscuro".

Desconocemos los gustos de ese señor, pero lo que sí sabemos es que se trata de una cerveza de color negro, totalmente opaca, como manda su estilo. Al servirla, forma una abundante capa espuma de color pardo muy persistente, que irá dejando su rastro en el vaso. Su aroma es fuerte, maltoso y ligeramente alcohólico, con notas de caramelo, licor, chocolate y café. En boca se caracteriza por tener mucho cuerpo y un sabor dulce al principio pero con final amargo. Destacan de nuevo el caramelo y el café, junto a otras notas de torrefacto y un ligero toque de chocolate. En su largo final percibimos un claro retrogusto a café. El alcohol, por su parte, se encuentra muy bien integrado y la sequedad sólo aparece un buen rato después del trago. 

Aroma, cuerpo y sabor, un cervezón en toda regla. A pesar de su alta graduación, no tiende a subirse a la cabeza, prueba de que estamos ante una cerveza de primera calidad. Una bomba de malta como esta encuentra su situación ideal acompañando a postres, especialmente aquellos a base de de chocolate, o sirviendo de postre en sí misma, especialmente en una noche de invierno.

Estilo: Russian Imperial Stout
ABV: 10,5%
Amargor: 70 IBU (aprox.)
6 variedades de malta (además de cebada tostada) y 3 variedades de lúpulo
Ingredientes adicionales: Azúcares y siropes

domingo, 21 de febrero de 2016

Chimay Première, "la de la etiqueta roja"


La cerveza que probamos hoy es un auténtico clásico belga: Chimay Première, quizá más conocida como "Chimay Etiqueta Roja", "Chimay Rouge", "Chimay Dubbel" o "Chimay Bière Brune/Brown Ale", en gran medida porque el nombre "Première" sólo aparece en el etiquetado de la versión de 75cl, pero es que nos gusta que las cervezas tengan nombre propio. Como muchos ya sabréis, Chimay es una de las pocas cerveceras (actualmente 11 en todo el mundo) que pueden acuñar en sus productos el sello "Authentic Trappist Product" otorgado por la Asociación Internacional Trapense, y es de hecho uno de los ejemplos más conocidos, si no el que más, de "Cerveza Trapense". Las cervezas así denominadas han de ser elaboradas dentro de una Abadía Trapense, que en el caso de Chimay es la Abadía de Notre-Dame de Scourmont, ubicada en el municipio belga de Chimay. Los monjes cistercienses que la habitan elaboran, entre otros productos, tres conocidas variedades de cerveza correspondientes a otros tantos estilos tradicionales belgas. Première fue la primera de las cervezas producidas por estos monjes, y se trata de una Belgian Dubbel, uno de los más conocidos estilos "de Abadía".

De color castaño con reflejos cobrizos, es medianamente turbia y bastante carbónica, formando una espuma muy persistente de color entre hueso y crema. Su aroma es suavemente dulce, con notas maltosas, frutales y de levadura. En boca se caracteriza por tener bastante cuerpo y un sabor relativamente equilibrado, aunque con clara predominancia de un dulzor maltoso. Se distinguen toques de caramelo, licor, bizcocho y leves matices de chocolate y café, todo ello bañado en frutas rojas y acompañado de un punto de especias. El final es largo y no demasiado seco para su dulzor y su graduación.

Esta cerveza, como toda buena Dubbel (y esta es muy buena), se ofrece como un excelente acompañamiento para carnes rojas, ya sean a la plancha, a la brasa, guisadas o asadas.

Chimay Première es, en definitiva, una cerveza intensa y sabrosa, avalada además por el sello de calidad Trapense. Y resulta que es tremendamente fácil de conseguir en España, ya que la podéis encontrar en gran cantidad de supermercados e hipermercados, así como en algunos bares. Es por ello una de las cervezas que "hay que probar" cuando uno se está iniciando en el mundo de la cerveza más allá de las industriales, y será una opción muy recomendable para representar al estilo Dubbel en una cata de iniciación.

Estilo: Belgian Dubbel
ABV: 7%
Lúpulos: Hallertauer y Galena
Maltas: Pilsner y harina o almidón de trigo
Ingredientes adicionales: Azúcar para la segunda fermentación en botella (propio de este estilo)

sábado, 13 de febrero de 2016

Old Foghorn, la Barleywine de Anchor Brewing


Hoy probamos una cerveza de auténtico carácter británico aunque elaborada en la Costa Oeste de Estados Unidos. Más concretamente en San Francisco, y es que viene de la mano de la famosa cervecera Anchor Brewing, que comenzó a elaborarla en 1975. Old Foghorn es una Barleywine al estilo inglés a la que se le añade lúpulo de la variedad Cascade durante su envejecimiento, y además es sometida a un proceso  de carbonatación denominado bunging que favorece la formación de burbujas similares a las del champán. El bunging o spunding consiste en sellar el tanque de fermentación en un momento determinado para que la cerveza retenga el dióxido de carbono formado a partir de ese momento. El nombre de esta cerveza es fiel reflejo de su identidad: es muy común entre las cerveceras británicas bautizar sus Barleywines y otras cervezas de estilos similares como "Old..." ("Viej@..."), y en Anchor han adoptado esta tradición dándole un toque local, Foghorn significa "bocina de niebla", un declarado homenaje a las espesas nieblas que habitualmente cubren la Bahía de San Francisco.

Al servir esta English Barleywine nos descubre su intenso color miel, entre ámbar oscuro y castaño claro rojizo, perfectamente transparente salvo que se nos escape algo de su pequeña cantidad de sedimento. Se crea una fina capa de espuma color crema formada por burbujas gruesas que desaparece rápidamente. Debemos mencionar que quizá la cerveza había sido enfriada en exceso, provocando que la liberación del carbónico al servirla no fuese la idónea. Sin necesidad de acercar la nariz al vaso comenzamos a percibir un aroma intenso, penetrante, de marcado carácter maltoso con notas de miel y caramelo, acompañadas de un toque floral. Con el tiempo van apareciendo notas frutales, especialmente frutas pasas, que terminan de equilibrar el aroma. Ya en el vaso se adivina que es una cerveza con mucho cuerpo, oleosa, sensaciones que se confirman en boca al percibir una textura casi masticable. Si está fría, lo primero que se nota es el carbónico de forma bastante intensa, que seguidamente deja paso a un intenso dulzor maltoso. Una vez gana temperatura, nos saltamos la primera fase y notamos directamente su peculiar textura y su sabor dulce. Se aprecian notas de madera, caramelo, licor, chocolate y fruta madura. Aunque el alcohol está bastante bien integrado, es perfectamente apreciable. Es una cerveza de trago corto y final largo, con un regusto dulce, algo astringente. Los aromas retronasales son maltosos y florales.

En resumen, Old Foghorn es una cerveza intensa, con carácter, para tomar con calma, a sorbos, para ser disfrutada con todos los sentidos. No en vano, hablamos de una cerveza que el genial escritor Michael Jackson incluyó en su conocido libro "Great Beer Guide. 500 Classic Brews". Como suele suceder con las Barleywine, es ideal para tomar después de la cena mientras veis una buena película, leéis un buen libro... o escribís una entrada para vuestro blog. Si decidís usarla para acompañar una comida, ésta ha de ser preferiblemente una carne roja asada o guisada, o quizá  a la plancha aderezada con una salsa de queso azul que ofrecerá un interesante contraste.

Estilo: English Barleywine
ABV: 8,8%
Lúpulos: Cascade
Maltas: 2-Row Pale y Caramel

jueves, 4 de febrero de 2016

#LaRonda 39: Presentación Colaborativa BBF16 - Cervezas de la provincia de Pontevedra

Por primera vez, con un añito recién cumplido, Cervecívoros participa en #LaRonda. Para quienes no sepan de qué va el tema, #LaRonda es un "acuerdo" entre los blogs de temática cervecera, según el cual cada mes alguien "paga la ronda", es decir, propone un tema y el resto de blogs están invitados a escribir sobre el mismo. Este mes #LaRonda la paga Mikel, el "blogger nómada", escribiendo en esta ocasión desde El Jardín del Lúpulo. Resulta que Mikel, además de blogger, es uno de los organizadores del Barcelona Beer Festival (BBF), el mayor evento cervecero de nuestro país, y nos ha propuesto que entre todos presentemos las más de 300 cervezas (bueno, algunas de ellas) que estarán presentes en la quinta edición del festival, que se celebrará en el Museu Marítim de Barcelona del 4 al 6 de Marzo de este año, es decir, dentro de un mes.

En esta edición del Barcelona Beer Festival, Galicia estará representada por cinco cervezas y una sidra lupulada:
- Áncora Bastards, Best Bitter, Ourense
- Faxilda Conxuro, Sweet Stout - Fruit Beer, Vilaboa (Pontevedra)
- Galponbier Mareira, Gose, Vilanova de Arousa (Pontevedra)
- In Peccatum-Malte Inverno, Belgian Dark Strong Ale, San Cibrao das Viñas (Ourense)
- Menduiña Santa Compaña, American Barleywine - Wood-Aged Alternative Sugar Beer, Cangas do Morrazo (Pontevedra)
- Ribela Besta, Sidra Lupulada, A Estrada (Pontevedra)
De entre estos seis productos, Cervecívoros tiene el placer de presentaros las tres cervezas originarias de la provincia de Pontevedra. Os adelantamos que todas ellas son muy recomendables, de modo que si asistís al BBF16 ya sabéis por donde podéis empezar, y si no siempre podréis buscar otra ocasión en la que probarlas. ¡Salud!

Faxilda Conxuro


La cervecera Faxilda es una de las promotoras del festival Pontus Lupulus, cuya primera edición tuvo lugar el año pasado y se convirtió en uno de los mayores eventos cerveceros de 2015 en Galicia. Faxilda elabora de forma permanente tres cervezas diferentes, entre las que se encuentra Conxuro, la encargada de representarles en el BBF16. Según nos cuenta Eneko, uno de sus creadores, esta Sweet Stout está inspirada en la tradicional queimada gallega, una bebida cuya elaboración consiste en prender fuego a un pote lleno de aguardiente al que se ha añadido azúcar de caña, además de otros ingredientes que, aunque existen diferentes versiones, suelen ser café y corteza de naranja y limón. Se trata además de una bebida cargada de misticismo y rodeada de leyenda, y la tradición obliga a recitar su conjuro mientras se prepara, con el fin de ahuyentar los malos espíritus. De ahí toma su nombre Conxuro ("conjuro" en gallego), que además se elabora con azúcar de caña y corteza de naranja y limón. Todo ello, en combinación con las notas torrefactas aportadas por las maltas tostadas, hacen de esta Sweet Stout la queimada de las cervezas.

En copa presenta un color caoba intenso, casi negro. Su espuma, escasa y poco duradera, es de color entre beige y crema. En nariz nos ofrece un aroma muy agradable, predominantemente maltoso, intenso aunque no demasiado, con notas de café moca, chocolate, caramelo, regaliz y un ligero toque de cítricos. Al probarla percibimos un cuerpo a medio camino entre ligero y medio, mientras que su sabor equilibra amargor y dulzor, con cierta predominancia del primero, especialmente en su duradero retrogusto. Se distinguen intensas notas de café moca y cacao, acompañadas de caramelo y torrefacto, además de cierto toque frutal.

Conxuro es una cerveza interesante, muy bebible dentro de su intensidad y con el alcohol perfectamente integrado. Muy agradable para todos los sentidos, es la sustituta ideal de la queimada cuando la elaboración de esta no resulte posible, e incluso se puede tomar mientras se recita su conjuro. Para quienes queráis acompañarla de comida, os proponemos un churrasco bien asado o algún postre, como tarta de castañas, tarta de Santiago o filloas con chocolate.

Estilo: Sweet Stout - Spiced Beer
ABV: 7,0%
Amargor: 58 IBU
Lúpulos: Amarillo, entre otros
Maltas: Pale Ale y Roasted Barley, entre otras
Ingredientes adicionales: Azúcar de caña y corteza de naranja y limón

Galponbier Mareira


Esta cerveza pertenece a un estilo muy peculiar que, sin embargo, se está volviendo bastante popular últimamente. Nos referimos al estilo Gose, originario de Goslar, localidad de tradición minera ubicada en la región alemana de Baja Sajonia. Este tipo de cerveza, elaborada con maltas de cebada y trigo aproximadamente a partes iguales, se caracteriza principalmente por su sabor salado, debido al agua utilizada en su elaboración. Aunque existen referencias aun más antiguas, los orígenes de este estilo como tal se remontan al siglo XVI, cuando los habitantes de Goslar elaboraban cerveza fermentada espontáneamente usando agua del río Gose, muy rica en sales minerales. Con el paso del tiempo, el uso de bacterias del orden Lactobacillales en combinación con la levadura sustituyó a la fermentación espontánea, y la adición de sal al agua sustituyó a la salinidad natural del río Gose. Pero actualmente existe una nueva tendencia en la elaboración de cervezas Gose que está gozando de mucho éxito, particularmente en nuestro país: el uso de agua de mar. Una de las cerveceras que se han lanzado a esta nueva forma de hacer Gose es Galponbier, una marca afincada en Vilanova de Arousa que comenzó a comercializar sus productos en 2014. En el festival Pontus Lupulus 2015 descubrimos su Cervexa Mareira, elaborada con agua de las Ría de Arousa. Juan y Javier, los responsables de Galponbier, nos cuentan que descubrieron el estilo Gose hace sólo un par de años, probando la Gose de Westbrook Brewing Co., y que al momento quedaron "realmente impresionados". De ahí a elaborar su propia Gose sólo había un paso, y en una tierra tan ligada al mar como Galicia el uso de agua de mar parecía una decisión lógica. El resultado es Mareira, que en parte debe su nombre a Auga Mareira, la empresa de la Illa de Arousa que proporciona el agua de mar filtrada y esterilizada para su elaboración. Además, el término "mareira" en gallego puede significar "favorable para la navegación", "marea viva" o "mar muy gruesa" según el contexto. Estamos, como podéis ver, ante una cerveza auténticamente marinera.

Mareira es de un brillante color amarillo pajizo con reflejos dorados y una ligera turbidez. Su espuma es blanca, de burbuja gruesa y muy efímera, desapareciendo nada más termina de formarse. En nariz nos ofrece un aroma fundamentalmente herbáceo y cítrico, con toques de lima y limón, pero también manzana ácida y un ligero recuerdo a bizcocho. En boca es ligera y refrescante, carbónica y algo astringente. Su sabor es intenso, predominantemente ácido, pero también con un toque salado bien marcado, como es propio de este estilo. Las notas herbáceas pierden ahora protagonismo, en favor del limón y la manzana ácida.

Mareira en su medio natural
(Imagen cortesía de Galponbier)
Las Gose son sin duda cervezas muy peculiares, y Mareira no es una excepción, más bien es una gran representante de este estilo, una cerveza que hace que la lengua se encoja, apta sólo para paladares abiertos a las sensaciones fuertes. En palabras de sus creadores, "Es bastante extrema, o te gusta o no te gusta, no hay término medio". Sólo hay una forma de saber de qué lado estáis, ¿no os parece? Para acompañarla os proponemos una buena mariscada, un rodaballo a la plancha o un jurel en escabeche.

Estilo: Gose
ABV: 4,8%
Amargor: 5 IBU
Lúpulos: Nugget
Maltas: Pilsner, Ácida y de trigo
Ingredientes adicionales: Cilantro y agua de mar

Menduiña Santa Compaña


En Galicia, dice la leyenda que es peligroso andar de noche por los caminos. Peligroso porque, al llegar a una encrucijada, uno puede encontrarse con la Santa Compaña, una procesión de almas en pena, de espíritus condenados a vagar eternamente. Se la distinguirá en mitad de la noche por el olor a cera y el centelleo de las velas que portan las almas, y a su frente irá un mortal portando un crucifijo. Pobre de aquel que ande desprevenido y se la encuentre, pues será obligado a relevar al portador de la cruz y vagar cada noche junto a las ánimas hasta encontrar a quien le sustituya. Una de las pocas formas de protegerse, y así evitar ser el nuevo compañero de los espíritus, es llevar encima una cruz y esgrimirla. Pero con el fin de ayudar a quien tenga la desgracia de toparse con la Compaña, hace siglos empezaron a construirse en Galicia los famosos "cruceiros", grandes crucifijos de piedra que se colocaban en los principales cruces de caminos para que cualquiera pudiese aferrarse a ellos en caso de toparse con los espíritus. Uno de los más famosos es el Cruceiro de Hío, en Cangas do Morrazo, único en representar cielo, infierno y purgatorio en su estructura. Muy cerca del mismo se encuentra Adegas Menduiña, la cervecera artesana que nos trae esta magnífica cerveza impregnada de leyenda. Santa Compaña es una American Barleywine con miel de castaño, añejada con roble durante medio año. Desde Menduiña nos han explicado que, si bien inicialmente Santa Compaña era madurada en barricas de madera, desde hace un tiempo esta fase de su elaboración se realiza en tanques de acero inoxidable con duelas de roble francés. Se trata de una cerveza muy especial para Cervecívoros, en primer lugar porque es un verdadero cervezón, y en segundo lugar porque fue la primera cata publicada en el blog, hace poco más de un año.

Al servir una Santa Compaña descubrimos un color castaño oscuro, casi caoba, sin apenas turbidez. Su espuma, no demasiado abundante, es de color beige y poco persistente. En nariz nos ofrece un aroma dulce y complejo, con notas de miel, caramelo y café. También se perciben ligeros toques de oporto y fruta roja madura. Al probarla saboreamos una cerveza untuosa, con mucho cuerpo, y muy poco carbónica. Su sabor ofrece un delicado balance entre el amargor y el dulzor, con cierta dominancia del primero. Se perciben matices frutales y de licor, con un toque de café que impregna el paladar por largo rato tras terminar el trago.

A pesar de su graduación, cada trago pide otro más, resulta casi adictiva, aunque debe ser disfrutada poco a poco. Será una gran compañía para platos de ternera asada o postres como unas filloas rellenas de crema, aunque quizá lo ideal sea tomarla sola tras una buena cena: el postre, el café y la copa, todo en uno.

Estilo: American Barleywine - Wood-Aged Beer - Alternative Sugar Beer
ABV: 9,5%
Amargor: 85 IBU
Lúpulos: 3 variedades, siendo Nugget el principal
Maltas: 7 variedades de maltas de cebada (Pale Ale y CaraMunich, entre otras), centeno y avena
Ingredientes adicionales: Miel de castaño