domingo, 4 de noviembre de 2018

BrewDog Fanzine #11, probamos la suscripción de la marca escocesa (y con ella tres cervezas de edición limitada)


Seguro que la mayoría de cervecívor@s conocéis bien la cervecera escocesa BrewDog, y es probable que hayáis oído hablar de sus BrewDog Bars repartidos por medio mundo, de la multitud de eventos que organizan, e incluso de su hotel temático Doghouse recientemente inaugurado en Columbus (Ohio, EE.UU.). Pero, ¿sabíais que BrewDog también tiene su propio club de suscripción? Pues sí, su nombre es BrewDog Fanzine, lo hemos probado, y vamos a contaros nuestra experiencia.

El funcionamiento de Fanzine es como el de cualquier otra suscripción de este tipo: entramos en la web, proporcionamos una serie de datos entre los cuales se encuentran, lógicamente, una dirección de envío y una tarjeta para realizar el pago, y ya estamos suscritos. A partir de ese momento, cada 2 semanas recibiremos un lote de 3 cervezas diferentes, por un precio de 15 £/lote en el que se incluyen los gastos de envío (el precio es uniforme para toda Europa, salvo para Reino Unido, donde es de 11 £). Si en un momento determinado no deseamos recibir alguno de los lotes, podemos cancelarlo sin ningún problema, pero ojo, para no pagarlo debemos cancelar con una antelación mínima de 12 días con respecto a la fecha de envío fijada, y sin saber todavía cuales son las cervezas que van a estar incluidas. Si no realizamos dicha cancelación, poco más de una semana después de la fecha de envío recibiremos el paquete en la dirección indicada (en nuestro caso, el envío se realizó el viernes 21 de septiembre, y lo recibimos el lunes 1 de octubre).

En cuanto al contenido de los lotes, cada envío incluye 3 referencias diferentes de BrewDog (una lata de cada una de ellas), que normalmente son ediciones limitadas, exclusivas para suscriptores de Fanzine, clientes de algunos BrewDog Bars y pocos afortunados más. Además, tendremos la oportunidad de transmitirle a la marca nuestra opinión de las cervezas recibidas, de modo que Fanzine sirve de banco de pruebas para nuevas recetas de BrewDog (y quizá algunas de ellas pasen más adelante a ser referencias permanentes o estacionales). Poco más os podemos decir sobre el funcionamiento de este club, así que sin más dilación vamos a contaros nuestras impresiones sobre las cervezas incluidas en el envío número 11 de BrewDog Fanzine.

Alter Ego - West Coast IPA


Esta cerveza tiene un color entre oro viejo y ámbar claro, perfectamente transparente, coronada por una buena capa de espuma de color blanco hueso bastante persistente. Su aroma es fresco y potente, dominado al principio por notas de resina, aunque al poco tiempo aparecen las frutas tropicales y el pomelo, además de suaves toques florales y herbáceos. En boca presenta un cuerpo de ligero a medio, y su sabor está claramente protagonizado por un amargor intenso y directo que se hace notar de principio a fin, con sólo un ligero contrapunto de dulzor maltoso. El final del trago es bastante largo, marcado por un duradero retrogusto amargo. En el paladar aparecen recuerdos a resina y pino, acompañados de un toque cítrico, todo ello sobre una base maltosa de caramelo y galleta.

Desde luego una buena cerveza, con mucho carácter, a medio camino entre una American IPA un poco fuerte y una Imperial IPA de pleno derecho. El amargor domina sobre todas sus características, y la mejor forma de acompañarla será con platos picantes o fuertemente especiados.

Estilo: Imperial IPA
ABV: 8,5 %
Amargor: 70 IBU
Lúpulos: Cocción: Simcoe, Columbus y Chinook; Whirlpooling: Simcoe y Centennial; Dry-Hopping: Chinook, Cascade, Ahtahnum, Simcoe y Amarillo
Cereales: Maltas de cebada Pale y Crystal

King of Eights V4 - German Hop Edition


De nuevo nos encontramos una cerveza de color claro, entre ocre y ámbar claro, con reflejos de oro viejo, con la diferencia de que en este caso su aspecto está marcado por una turbidez bastante densa. La espuma, de color entre blanco hueso y beige claro, no resulta especialmente abundante o persistente. Su aroma es verdaderamente intenso, destacando sobre todo las notas de fruta tropical, aunque también aparecen toques cítricos y de drupáceas, y al principio se distingue un ligero punto floral. Al probarla encontramos un cuerpo denso que acaricia la boca, como cabe esperar en una NEIPA, y que transporta un sabor decididamente amargo, suave al principio, pero que va ganando peso según avanza el trago y se mantiene en el retrogusto. En el paladar predominan las notas de fruta tropical, se aprecia un suave toque alcohólico y también un ligero recuerdo a bizcocho, todo ello algo enmascarado por la omnipresencia del amargor. 

Muy rica esta cerveza, bastante más amarga de lo que se esperaría de sus 20 IBU. Podríamos definirla como un puño de hierro con guante de seda que golpea la boca con su amargor a la vez que la acaricia con un suave tacto que debemos agradecer al uso de avena. Para acompañarla proponemos recetas asiáticas más bien suaves o ensaladas de fruta y carne blanca.

Estilo: American (New England) IPA
ABV: 7,4 %
Amargor: 20 IBU
Lúpulos: Cocción y Whirlpooling: Citra; Dry-Hopping: Ariana y Hüll Melon
Cereales: Trigo, avena y malta de cebada Pale

Ten Ton Truck - Black Forest Edition


Cambiamos radicalmente de tercio (nunca mejor dicho) con esta cerveza de color caoba intenso, casi negro, coronada por una capa no muy abundante, aunque sí bastante persistente, de cremosa espuma de color entre café con leche y canela. Acercamos la nariz y descubrimos un aroma menos intenso de lo esperado, pero sí muy penetrante, dominado por notas de cacao y con toques de tofe y frutos rojos. En boca encontramos un cuerpo muy denso, tal y como ya se podía anticipar por su viscosidad al servirla. Su sabor es fuerte, combinación de un dulzor maltoso inicial y un marcado amargor cafetoso que tarda algo más en aparecer pero permanece en la boca durante un buen rato, acompañado de cierta sequedad. También se aprecia una ligera acidez frutal, que va de la mano de un toque de frutos rojos en el paladar, si bien las notas dominantes son cacao, galleta, caramelo, tofe, café y leche quemada, junto a toques de licor y vainilla. 

Una buena Imperial Stout que destaca por su originalidad, la combinación inspirada en la tarta Selva Negra es una buena idea y está bastante bien ejecutada. Sin embargo, no llega a ser destacable si la comparamos con otras cervezas de este estilo. Para acompañarla, por supuesto, recomendamos postres con fuertes dosis de chocolate. Eso sí, en principio no recomendaríamos postres que mezclen chocolate y fruta, pues estos podrían enmascarar el sutil toque de frutos rojos de la cerveza. 

Estilo: Russian Imperial Stout - Specialty Fruit Beer
ABV: 10,0 %
Amargor: 70 IBU
Lúpulos: Cocción: Cascade
Cereales: Malta de trigo Chocolate y maltas de cebada Pale, Cara, Crystal, Brown y Chocolate
Ingredientes adicionales: Miel, vainilla y cerezas